En el marco de la celebración de los 100 años del Colegio, vivimos un particular mes de Marcelino.

La invitación era participar de un concurso de “selfie” todo el grado, en lo cotidiano. Y nos animamos.

Luego de varios intentos, buscar distintos escenarios, obtuvimos tres fotos y una de ellas salió elegida. El premio fue pasar un día distinto en el Campo de Deportes en Pilar.

Entre todos nos animamos a descubrir, una vez más, el sentido de comunidad que junto a los chicos y chicas  venimos  construyendo desde comienzo de año.

El sentido de comunidad, asumiendo los valores que nos propone el Evangelio, es un gran desafío y es por eso que nos lleva un arduo trabajo a cada uno dentro del aula. Juntos vamos creciendo en los buenos vínculos, afianzando el diálogo, la escucha y el buen trato. Es un trabajo de todos los días, donde tratamos de estar atentos a los gestos que tenemos con el otro, pensar antes qué voy a decir y de qué manera lo voy  a expresar  y, reflexionar sobre las actitudes y acciones que tenemos con nuestros compañeros.

Tercero “B”, todos los días, está contruyendo una cultura del encuentro, creciendo en el sentido de comunidad al igual que Jesús hizo con sus primeros discípulos y, como hace tiempo, San Marcelino, junto a los primeros Hermanos, a los pies María en el Santuario de Fourvière., hacen su promesa de constituir la Sociedad de María, nosotros nos seguimos comprometiendo a ser una gran familia, donde cada uno es importante.

Dedicamos tiempo a distintos juegos al aire libre y una visita a la huerta. ¡Lo pasamos muy bien!